La supervivencia del pueblo Yagán centra el último trabajo del profesor del CITM Alfons Rodríguez

Alfons Rodríguez, reconocido fotoperiodista y profesor del CITM, vuelve a ser noticia gracias a su último trabajo, La Última Yagán. Un intenso proyecto le ha llevado a viajar prácticamente a los confines del mundo, entre el Cabo de Hornos y la Tierra de Fuego, las tierras donde vivían los Yagán y donde tan sólo una mujer, Cristina Calderón, resiste actualmente la extinción de su pueblo. El documental de 12 minutos en los que recoge cómo es su vida ya es casi una realidad, pero necesita el último empujón a través de un proyecto de financiación crowdfunding.

Tierra YagánEntre el Cabo de Hornos y la Tierra del Fuego, en territorio chileno y argentino, habitó un día la nación yagán. Fueron los humanos que culminaron el largo viaje emprendido miles de años antes por sus antecesores en tierras africanas. Hoy en día, sólo una mujer, Cristina Calderón, resiste la inminente extinción del pueblo. Es la única que habla su lengua – una lengua con 32.000 palabras identificadas y registradas-. Cuando ella no esté, una etnia y una lengua se irán con ella, pues nadie más en el planeta lo habla. Es la última yagán.

Yagán_1Alfons Rodríguez ha desarrollado una pieza multimedia sobre la última yagán, un vídeo documental de 12 minutos en el que se puede ver el entorno de su pueblo, la situación de la señora Calderón y los mestizos que viven con ella en Villa Ukika, su colonia. La filmación ya está realizada tan sólo falta la edición, montaje y postproducción de audio y vídeo. Para poderlo convertir en una realidad, el proyecto de Alfons Rodríguez necesita una colaboración económica a través de la plataforma de financiación crowdfunding en Verkami.

El profesor Alfons Rodríguez ha desarrollado a lo largo de su trayectoria un intenso trabajo fotoperiodístico en que profundiza en todos aquellos aspectos relacionados con el ser humano y su entorno, ya sean cuestiones medioambientales, conflictos sociales, crisis humanitarias o memoria histórica, entre otros.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *